domingo, abril 13, 2008

¿Virtual o real?

Publicado originalmente en Todo el mundo se cambia a Bligoo (mi blog experimental).

Hace unos días le pregunté a una amiga (vía Twitter y después vía MSN) por qué tenía en sus contactos de Twitter a una persona que había conocido gracias a mí y a la cual había dejado de ver desde que esa persona y yo rompimos relaciones. En broma-serio, le decía que me picaba un poco que este personaje apareciera en sus "Following" siendo que yo ni existía en su vida.
Mi amiga, muy docta en este asunto de la Web 2.0, redes sociales, etc., me respondió que una cosa es lo virtual y otra lo real. Es decir, que si ella es "amiga" de alguien en Facebook, por ejemplo, eso no significaba que se juntara a tomar café siempre con ese alguien, o sea, no eran amigos en el mundo real. La diferencia que esto tiene, para mí, es que en mi caso, la vida "virtual" es una extensión de la "real", es decir, no puedo ser amigo de Facebook si no soy amiga, o conocida (ya sea personalmente o a través de los blogs, como me ha ocurrido últimamente) de la persona que está detrás de ese perfil.
En otras palabras, si este personaje rompió relaciones con quien escribe (y prácticamente con todo lo que la rodea), me parece por lo menos extraño que mantenga relaciones (esto me suena a porno, jeje) "virtuales" (lo pongo entre comillas porque no sé si éste es el término correcto) conmigo o con el mundo que me rodea. Sí uno puede acceder al espacio que otra persona mantiene en la red y así mantener el contacto por lo menos desde una dirección (uno se separa de alguien, pero -si no hay órdenes judiciales de por medio- uno puede encontrarse con esta persona en otro lugar, sin querer, o quizás verlo en su quehacer diario), pero de ahí a establecer un contacto creo que es contradictorio.
¿Qué creen uds.? ¿Existe esta dualidad entre el mundo "real" y el "virtual"? ¿Qué pasa cuando la relación entre dos personas está cortada en el mundo "real", pero no en el "virtual"? ¿Tienen alguna experiencia al respecto?

4 comentarios:

  1. No se si es dualidad o no.
    Hay dos cosas.
    En primer lugar, Yo en facebook tengo "amigos" que fuuimos juntos al colegio, o de un curso paralelo o simplemente del mismo colegio. No teníamos ni nuetros respectivos teléfonos ni nos juntabamos ni nada. A lo mas nos saludabamos en un pasillo o algo así. Pero encontrar gente media "perdida" y saber que ha sido de sus vidas es interesante. Posiblemete si nos encontraramos en la calle no paramos a conversar. Como la red nos brinda una impersonalidad, es mucho más simple hacerlo.
    En segundo lugar...
    Yo nunca había conocido gente por Internet, y siempre me pareció extraño hacerlo... hasta blogger.
    Después de eso, leo blogs de gente que nunca he conocido en la vida real pero, al pasar el tiempo y las cosas que les ha pasado, es como si fueran, en cierto modo, amigos tuyos.
    Hay varios blog que leo, incluído el tuyo, de gente que no son mis amigos en la vida viaria, pero que de alguna manera se que les pasa, cuando están felices y otras veces tristes.. algunas veces puedes dejar un comentario a modo de unas palmaditas en la espalda... otras veces no. Que les saslió una pega nueva o que se quedaron sin...

    Saludos del sur

    ResponderEliminar
  2. Exactamente! Uno les dedica unos minutos a esas personas con las que uno se conecta sólo en Internet.
    Hay personas que claro se embalan y se irián a juntar en un punto o se verían las caras.
    Yo, por ejemplo, he mantenido y recuperado relaciones por msn.
    Además, con este mundo tan laborioso y uno más que chatea que habla cara a cara.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. jajja


    muchas veces pasa... por eso puedes hacer un grupo sólo con tus verdaderos amigos...

    en realidad los administradores y creadores deberían hacer estas cosas con grupoes de amigos, conocidos y contactos por web.... etc... jajja

    Tambien conociendo facebook... saludos

    ResponderEliminar
  4. Es todo un tema ese. He pasado (hasta hace poco) por una situación idéntica a la tuya.

    En mi caso de geek-ciber-adicto, ambos mundos, el real y el virtual, ya se mezclaron. Uno es consecuencia del otro y viceversa también. Eso no significa que a veces no haya que -al menos intentar- separar un poco las cosas.

    A final de cuentas, lo virtual es tan real como lo verdaderamente real, aunque cueste aceptarlo.

    ResponderEliminar

"Puedo no estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo" (versión libre de la frase de Voltaire)