domingo, abril 27, 2008

Frío domingo

Acabo de terminar de leer el último documento que se supone entra en mi prueba de este miércoles. Ahora tengo que repasar cada uno y además las clases.
Acabo de navegar un rato por Facebook y encontré muchas personas que alguna vez formaron parte de mi vida. Ahora estoy pensando si los añado como amigos o los dejo así nada más.
Acabo de tomar un vaso de Coca Cola Light. Ahora quiero prepararme un café cortado y comer algo dulce.
Acabo de escuchar una linda canción de Presuntos Implicados en Last.fm. Ahora suena una que no conozco de Miguel Bosé.
Acabo de mirar por la ventana y parece que está lloviendo. Ahora voy a entrar la ropa que puede estar humedeciéndose.
Así son los domingos en casa. No por nada alguien los bautizó como "fomingos".

4 comentarios:

  1. Sí, puede ser... pero qué rico es quedarse un día que sea en casita, dedicarse a las cosas hogareñas que tenemos pendientes y disfrutar de las primeras gotas de lluvia de esta temporada. Créeme que después, cuando estemos achicharrándonos de calor recordarás estos "fomingos".
    Muchos cariños, Vale... ojalá no se te olvide que tenemos un café pendiente por ahí!!!!
    =)
    Besos,
    Sole.

    ResponderEliminar
  2. a mi me gustan los domingos, sirven para descansar y disfrutar con el zayo.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Esto es nada más ni nada menos que.... Twitter! ¿O no?

    Un repaso al momento que estás viviendo, a la vicisitud que estás experimentando, a un fomingo cualquiera.

    A mí me gustan los domingos hasta como las 8 PM, en que me doy cuenta que no he hecho nada y me trato de concentrar en mi pega.

    Los domingos son los días que más trasnocho.

    Y hay más datos de los domingos, pero se me ocurrió tuitear un fomingo entero. Todos van a estar bostezando!

    ResponderEliminar
  4. hay algo intrínsecamente decadente en los domingos

    ahora bien, no te podría decir exactamente d que se trata...

    ResponderEliminar

"Puedo no estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo" (versión libre de la frase de Voltaire)