domingo, agosto 26, 2007

"Estas minas..."

Estuve en un colegio de puras mujeres durante toda mi época escolar (de prekinder a cuarto medio) y en la universidad, en mi carrera, la proporción mujeres/hombres era 4 a 1. Mis abuelos maternos tuvieron dos hijas y somos tres nietas. Mi papá tiene dos hijas (mi hermana y yo) y dos hijos (mis medio-hermanos). Toda mi vida he crecido rodeada de estrógenos. Siempre me ha gustado ser mujer, pero siempre he pensado que somos más complicadas y enrolladas que los hombres, lo que se nota principalmente en el ambiente laboral.
Mi práctica profesional la hice en un medio en el que éramos sólo mujeres (más un fotógrafo y un asistente). Y fue una experiencia traumática. Mujeres más huecas, mala leche, egocéntricas, no he visto en mi vida (y eso que estuve 14 años en un colegio de minas). Profesionalmente la práctica me hizo bien, pero personalmente fui incapaz de generar lazos con mis compañeras de trabajo -ni siquiera con las mismas practicantes-, me sentía tan fuera de lugar, que cuando mi práctica terminó dije: "Ni cantando trabajo de nuevo en una parte donde sólo hayan mujeres...".
Pero se me devolvió la pelota... y la experiencia ha sido todo lo contrario a la anterior. El grupo al que me integré es increíble, una gama de mujeres tan variada y múltiple en la que cada una cumple un rol importante e irreemplazable. Está la nerviosa, la relajada, la que se enrolla por todo, la hiperkinética, la perfecta, la bipolar. Viven (vivimos) a dieta, cuando una se compra algo todas vamos a mirarlo, nos juntamos a copuchar, nos damos consejos, nos apoyamos en la pega, todo bien. De verdad, estas mujeres me sorprendieron y me hicieron darme cuenta de que tanto estrógeno junto no es malo.
Y cuando me apesto, sólo digo... "Es que son minas...". Y yo también...
Éstas son las chiquillas. Club de Lulú total (yo soy Pitufina, jeje).

6 comentarios:

  1. Yo al igual que tú tambien estudie en un colegio de sólo mujeres, y no fue malo... pero nadie puede negar que somos muchos más enrrolladas que los hombres... a veces me gustaría poder ser practica como ellos... a pesar de me encanta ser mujer.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Como deben habwe gozado ese fotografo y el asistente...

    quien como ellos... los envidio... jajjaa


    entre rollos y rollos, son hermosas... a veces pelotudas pero hermosas... jajaja


    respecto a tu post en miblog, me encantó que te alargaras, eso bueno... gracias por tu comentario

    ResponderEliminar
  3. le deje repuesta a su replica en mi blog...

    ResponderEliminar
  4. Es que sólo entre mujeres nos entendemos y soportamos.

    Es lindo tener un grupo de amigas todas distintas entre sí. Me pasa eso con mi grupo de amigas del colegio. No podemos ser más distintas entre nosotras y sin embargo llevamos 20 años soportándonos. Supongo que ahí se valora la verdadera amistad.... como con tus nuevas compañeras de trabajo.

    Besos,
    Soledad.

    ResponderEliminar
  5. uffff, yo nunca he estado muy rodeada de estrógenos (excepto en la media en q estuve en colegio de mujeres y sufría!). Si bien tengo excelentes amigas y hay millones de cosas q sólo te entenderá otra mujer, creo q los hombres son mejores amigos, aunque claro...a veces las cosas se confunden. Pero es pa darle emoción pues! ajajajaja.
    Ahora dedicándome a temas científicos y ecoturismo la gama de machos recios q conozco aumenta y aumenta. Y debo reconocer q cuando me toca viajar con puros hombres... puchas q echo de menos q haya una mina!!! xq créeme q al pasar los días los locos se olvidan q va una mujer con ellos.

    besos y gracias por pasar siempre por mi blog!

    ResponderEliminar
  6. Yo soy mina... al igual que tú... pero no hay nada que me cargue más que trabajar con mi mismo género... he tenido re-malas experiencias y me da pena y verguenza que sea así.

    Quizás más adelante tenga suerte y encuentre un grupo digno de nosotrAs.

    ResponderEliminar

"Puedo no estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo" (versión libre de la frase de Voltaire)