domingo, noviembre 26, 2006

I'm the half of the woman I used to be

Es domingo al anochecer. En los parlantes suena la voz de John que dice varias veces “I’m crying”. Yo no estoy llorando, aunque quizás debería. Quizás si lloro puedo lograr sacar de adentro todo lo que siento y no puedo describir, todo lo que pienso y no soy capaz de resolver, como dice una canción de Miranda “Esta noche te lloraré tanto que te irás de mí”. Como si fuera tan simple. Lennon es una morsa. Yo sólo soy una mujer de veinticinco años, casi veintiséis, que no sabe qué quiere en su vida.
En un mes cumplo dos años de trabajo, buenos años, buena experiencia. En dos meses cumplo años y aún tengo metas por cumplir. Hubo algunas que definitivamente no las realicé, otras que todavía puedo hacer o por lo menos remediar. Aún me queda tiempo. Lo que más tengo es tiempo, sólo tengo que atreverme. Vuelvo de nuevo (aunque sea redundante) a mis veinticinco. Son sólo veinticinco. Soy joven, no tengo hijos que me amarren, sólo un trabajo que no quiero que se transforme en mi vida. Me gustan otras cosas, quiero hacer otras cosas, quiero tener planes apasionantes, experiencias iluminadoras, ser dueña de mi vida.
No quiero ser siempre la que se queda, la que espera, la que se alegra de triunfos ajenos, de alegrías ajenas. Quiero saber qué se siente que te esperen, qué significa lograr algo por ti, algo difícil. Quiero atreverme. No me basta con sentir que en mi trabajo me valoran, cumplir con el cierre, dar buenos temas... Sé lo que valgo, pero no he hecho nada que lo demuestre. Hacer, no ser. El ser, no parecer, ya lo he logrado.
Es domingo en la noche del penúltimo mes del año y estoy cansada. Cansada de ser yo la que siempre valore mis triunfos, estar pendiente siempre de lo que necesito y ser la que lo dice. No sé si tenga una capacidad especial o qué, pero ya me cansé de estar pendiente de qué necesita el resto, qué quiere el resto, al mismo tiempo de informarle a los demás qué quiero y necesito yo.
Sé que no saco nada con enojarme. No me gusta enojarme, pero el enojo, la rabia, es un buen disfraz para la pena. Prefiero estar enojada que triste. Es más cool, más duro. Uno puede pedir perdón por tener una rabieta, pero no sirve arrepentirse de una lágrima.
El perdón no corre para la pena.

8 comentarios:

  1. Vale, me mataste con este post. Siento que nadie te podría entender mejor que yo…

    Siempre he dicho que es mucho más sano sentir rabia a sentir pena, pero hay veces en que por más que uno sienta que maneja sus emociones, a la hora del autocontrol se nos va todo a la cresta.

    Llora si tienes ganas. Es lo mejor que se puede hacer cuando la rabia o la desilusión se apoderan de todo lo que vamos sintiendo o para cuando las expectativas que tenemos de los demás no se cumplen.

    Tienes derecho a llorar... son las las lágrimas las que no tienen el derecho a hacerte sentir vulnerable.

    "And she never gives out
    And she never gives in
    She just changes her mind"

    Te dejo estas palabras de la canción de tu post anterior e intenta creer que el perdón sí sirve para la pena... vas a ver como puede aliviar eso.

    Un abrazo y cuídate mucho.
    Soledad.

    ResponderEliminar
  2. Llorar hace bien, hay que darle su tiempo, como a todas las cosas.

    Aveces demostrarnos cosas a nosotros mismos se cnvierte en la tarea más compleja, pero a la vez en la mas gratificante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Es bueno llorar Vale, te lo dice la llorona número 1, jajaja. Pero aunque llores y calmes tu rabia... o tu pena, está sólo en tí hacer el cambio, emprender e ir más allá de la rutina diaria, cambiar o, mejor, dicho, renovar tu vida y si sientes que en el trabajo no estás dando todo tu potencial, busca otra pega que sí cumpla con tus expectativas, eres una muy buena periodista y sé que encontrarás trabajo (si te lo propones), de lo contrario, seguirás cayendo en un hoyo sin salida y jamás verás todo el potencial que tienes dentro y que aún no muestras. Es mi humilde opinión.

    Besitos enormes.

    ResponderEliminar
  4. oye.
    hace poco lei un cuento tuyo que encontre muy bueno
    se llamaba algo asi como "soldado que arranca..."

    eso

    ResponderEliminar
  5. los hombres preferemos que las mujeres esten tristes que enojadas

    =-(

    ResponderEliminar
  6. No sé si el llanto sirve o la rabia.
    Vale. Eres la mejor periodista que conozco. Ese es tu area... no lo que eres... porque uno no es siempre esta siendo... ojojojoj.
    Te quiero mucho amiga. No desesperes. Arma tu pequeños espacio... conversa contigo misma y te daras cuetna de que tienes más de lo qeu crees.
    Eso me pasa a mi. Jajaja tamos las dos loquitas.
    Abrazos por montón. Esta semana no te me escapas.

    ResponderEliminar
  7. Migui:

    Si te sirve de consuelo, no sé cuánta ente a los 25 está ni un poco cerca de saber qué es lo que quiere en la vida. Partamos, como dice Calamaro, por saber "lo que NO quiero".

    Y si el llanto ayuda... el desahogo ayuda, como sea, con llanto, con rabia, con patadas a las puertas o cojines a las paredes. Hay días que dan ganas de mandar todo a la chucha y en esos días, hay veces que es mejor poner "stand by" la racionalidad por un rato (sólo por un rato).

    Y ¡hello, migui! 25 años no es nada. se puede empezar de nuevo si uno quiere. "Es sólo una cuestión de actitud", como diría Fito.

    ResponderEliminar
  8. una vez me dijiste "aquí estamos para recibir esas descargas" o algo así, cuando yo decía que mi blog era un espacio para sacar todo eso que tenía dentro. pues bien, ahora me toca a mi asi que aquí estamos para recibir esos desahogos.

    Llorar hace bien, pero solo resulta para sacar lo que tienes dentro cuando eso no está tan adentro. cuando quieres sacar a alguien que entró en tu corazón puedes llorar, gritar, patalear, gemir, pero no resultará. de todas formas no creo que venga al caso pero lo quería comentar.

    Respecto de no saber que es lo que esperas de tu vida creo que nadie sabe que espera de su vida. relajate y vive tus 25 a full
    diviertete y se un poco irresponsable también. deja que las cosas pasen menos metas. las metas para lo unico que siven es para crear frustraciones por no alcanzarlas.

    That's All!!

    ResponderEliminar

"Puedo no estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo" (versión libre de la frase de Voltaire)