miércoles, diciembre 07, 2005

¡Qué buena estuvo la fiesta! (o la noche en que fui “revelación”)


Hace unos días escribí un post sobre si la imagen que cada uno tiene de sí mismo coincidía con la que tenían los demás… y me preguntaba cuál de esas imágenes era la que valía. Ayer pasó algo similar, pero en otro sentido.

Fue la fiesta de fin de año de mi empresa. En un local nos reunimos los casi 70 empleados de todas las áreas a comer un rico plato de pollo relleno con espinacas y champiñones salteados y un postre que no alcancé a probar. Había barra abierta y música. Y muchas ganas de pasarlo bien.
Yo estaba un poco nerviosa en la comida porque, tras aceptar la invitación de un colega (animador-oficial-del-evento), iba a ser la “Myriam” de esa noche, es decir, la co-anfitriona. ¿Qué me llevó a aceptar la invitación? No puedo negar que me sentí súper honrada con la propuesta, porque pese a que nunca había hecho nada similar (siempre he sido “low profile”), me sentía capaz de subirme a un escenario y guiar un show. Me sorprendió que el colega lo haya notado. O quizás nunca lo notó y se tiró a la piscina no más porque no había nadie más que pudiera acompañarlo. “Es lo que hay”. Si no me hubiera sentido capaz, habría dicho que no. Obvio.
Pues bien, “Antonio” me presentó y me tiré a los leones. No había libreto, sólo una pauta con lo que debíamos presentar (un video, premios a la trayectoria, al mejor empleado, premios informales y una banda). Y me sentí muy cómoda. Les hice preguntas indiscretas a los candidatos a “el más dije”, ridiculicé una imagen mía que apareció en el video y no me tembló la voz. Bien. Prueba superada. Sólo fui yo misma en el escenario.
Lo sorprendente vino después. “Te felicito”, “lo hiciste súper bien”, “ídola”, “tienes pasta”, “revelación” fueron algunas de los comentarios que me llegaron. ¿Revelación? Yo no fui distinta a como soy con mis amigos, mi familia, los que me conocen. ¿Qué fue lo que se reveló entonces? ¿Una imagen distinta a la que los que no me conocen tanto tenían de mí? Si se sorprendieron con lo que vieron, ¿es porque yo no me muestro tal cual soy o porque se forman una imagen errada de mí?

¿Me estaré enrollando mucho?

2 comentarios:

  1. Migui... siga la filosofía... los que la conocemos sabemos que puede ser el alma de la fiesta... ¿qué importan los que no? La vida es muy corta para caerle bien a todo el mundo (jejeje) De aquí a Viña migui!!!

    ResponderEliminar

"Puedo no estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo" (versión libre de la frase de Voltaire)