lunes, mayo 19, 2008

¿Novias histéricas?

Hoy, como llegué primera a la oficina, alcancé a sacar la revista Paula y me puse a leerla. Luego de la entrevista a Katherine Salosny (quedé impactada al enterarme de que tiene ¡44 años!) y a Ariel Mateluna (el protagonista de "Machuca"), aparece un testimonial titulado "La antinovia", donde la periodista Leo Marcazzolo cuenta sus vivencias antes de casarse (puedes leerla haciendo click en el link).

¿Qué es ser antinovia -según revista Paula-?
- Tener ganas de hacer pipí mientras te casas.
- Reírte a carcajadas en el momento más solemne.
- Estar extremadamente nerviosa durante los preparativos y tan agobiada que el noviazgo nunca fue "la etapa más feliz de la vida".
- Tener erupciones en la cara (espinillas en este caso) y sufrir por eso.
- Decepcionarse porque los regalos recibidos sólo son "baratijas".
- Bailar ridículamente el vals por más que se ensayó.
- Comerse las uñas hasta que salga sangre porque te llenan la cabeza de anécdotas ajenas.
- Tomar más de la cuenta, decirle a todo el mundo que lo quieres mucho, y colgarte del cuello de más de un invitado.
- Terminar en el Mercado Central vestida de novia.

Uf, parece que también fui antinovia.

Personalmente creo que cada matrimonio tiene sus particularidades y lo mejor de todo es no pensar en que las cosas "tienen" que salir de un modo predeterminado o que hay que caber dentro de un molde. Cuando me casé, me sentía la mujer más feliz del mundo y no me importó que mis invitados hayan tenido que esperar afuera de la iglesia a que terminara la misa que había antes mientras yo estaba sola en el centro de eventos esperando a mi papá, me dio lo mismo que mi labio tuviera un herpe en plena erupción (por más que me lo maquillaron), me morí de la risa con lo ridículo que salió el vals y el ramo que casi llegó a Santiago de tan fuerte que lo tiré (me casé en Malloco), no me bajo de columpio al que me suben por lo jugosa que me puse con mi suegra después de cinco vodka naranja y por el "koala" que hicimos a las 4 am; y me muero de orgullo por haber ido al Mercado Central a las 7 de la mañana.


¿Antinovia? ¡¡No!! Totalmente novia.

5 comentarios:

  1. ¡El koale fue buenísimo! ¡notable! ¡totalmente imborrable!
    Y toda la razón, ¿qué importa lo que piense nadie si para ustedes dos fue uno de los días más felices de sus vidas?
    Ustedes lo pasaron bien, y una tiene anéctodas para molestarlos por muuuuucho rato más, jejeje
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. Què post màs feliz.
    Me alegro por ti :)


    Christian

    ResponderEliminar
  3. guauuuu, tiene 44 años la k. salosny. ojalá yo llegar asi de bien a esa edad.
    yo no sé si seré novia o antinovia pq la unica vez que me casé no lo hice x la iglesia y para casarme de nuevo, ufffff, no sé cuánto tiempo pasará. creo que con una vez x el momento basta y sobra!!!
    jaajjaja
    saludossss

    ResponderEliminar
  4. Cuando me case te cuento si es verdad.

    Bueno muy lindo blog, mis saludos desde Argentina!


    Liza

    ResponderEliminar
  5. ¡Buenas Tardes!

    He encontrado una página Web
    www.eltrebol-rojo.com
    donde trabajan de forma artesanal con flor prensada y hacen unas invitaciones y regalos para boda, que son ¡fantásticos!.

    Yo me caso el 8 de Agosto y he pedido unos puntos de lectura para entregar a los invitados.... ¡merece la pena de verdad! pasad a echar un vistazo.

    ResponderEliminar

"Puedo no estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo" (versión libre de la frase de Voltaire)