jueves, abril 16, 2009

Después de una noche de cahuines

Es importante tener confianza en sí mismo. Una persona que tiene seguridad en sus propias capacidades, que conoce sus debilidades y que anda por la vida con una actitud certera y transparente tiene más posibilidades de salir airoso en las pruebas que pone el destino. Siempre he creído que esa característica que ha ayudado a tener buenas experiencias profesionales y personales y que, gracias a la seguridad que tengo en mí misma, he sido capaz de sortear dificultades y desafíos, y aprender de ello.
Por eso, que venga una persona que ni siquiera conozco a denostar mi desempeño profesional, a analizar mi historia personal (lo que intuye que es mi vida personal) y a realizar juicios personales sobre mí no debiera afectarme. Pero lo hace. Porque a nadie le gusta que la traten de mala profesional, envidiosa y tonta con los demás. Porque nunca se sabe a qué oídos llegarán esas palabras ni qué credibilidad tiene quien las dice.
Todo cae por su propio peso, claro, pero el daño que se puede hacer mientras se rompe la cuerda puede ser muy grande.
Yo estoy segura de lo que soy y también de lo que no soy. Siempre he estado abierta a la crítica y a mejorar mis puntos débiles. Por eso, linda, deja de hablar de lo que no sabes de mí. Y de lo que no sabes de la gente en general. Nadie te ha hecho nada malo. Ni yo, ni ella, ni nadie. Y nosotros estamos empezando a saber mucho de ti. Y podemos hablar también. La diferencia es que lo que podamos decir es todo verdad.

1 comentario:

  1. A veces me dicen que tengo demasiada confianza en mí.

    Eso será malo?

    SalU2
    T.

    ResponderEliminar

"Puedo no estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo" (versión libre de la frase de Voltaire)