domingo, mayo 20, 2007

Sentido

El último día de clases de cuarto medio, una compañera repartió frases del padre José Kentenich, fundador del movimiento Schoenstatt, que estuvieron en nuestra sala de clases durante un tiempo. La entrega fue al azar y a mí me tocó la siguiente oración, que me ha acompañado durante toda mi vida, especialmente profesional:

Dios no quiere hombres que se detengan a mitad de camino

Nunca antes esta frase me había hecho tanto sentido...

¿Qué sentido tiene para ti?

6 comentarios:

  1. Que dios quiere buenos trabajadores, jaja.

    La verdad soy ateo, y en mis tiempos que hise primera comunion y concurria a la iglesia, me llamaba la atención afiches que siempre aludían al constantemente servir. Creo que estos conceptos nacen como una basica explicación de por que todo se debe contantemente "mover". Creo que en ese sentido lo puedo asimilar a la relatividad de einstein, por lo mismo no dejo de andar en bicicleta.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. La verdad? Soy bien creyente pero como que esa frase no me hace mucho sentido. Analizaré un poco más.
    Salu2

    ResponderEliminar
  3. Dios la tendria que hacer mas facil entonces.

    ResponderEliminar
  4. No se bien, solo lei la frace hasta la mitad.

    ResponderEliminar
  5. si me arrepiento es que llegué al final del camino, personalmente creo mucho en el pensamiento crítico y autocrítico. Pero si paro por cansancio o temor es que me detengo a mitad de camino, ahí concuerdo con Kentenich, eso es falta de convicción... o fé.
    un beso
    Giuseppe

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que da lo mismo si es Dios o cualquiera...
    La compania que se busca es la persona que toma una desicion, adquiere un compromiso y lo cumple. Y ojo ahi que no es lo mismo detenerse que cambiar el rumbo! (porque ante una buena oportunidad... no queda otra!).
    Besos para ti Vela y para Cri!
    Los extrano... especialmente a las machas!!!!

    ResponderEliminar

"Puedo no estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo" (versión libre de la frase de Voltaire)