domingo, abril 22, 2007

Cosas pendientes

Primero, una confesión: yo veía el reality Fama. Sí, era harto fome y no pasaba nada, pero siempre me han gustado las coreografías y los bailes, entonces me entretenía bastante. El jueves se realizó la final de este programa y, luego de la fiesta de clausura, el pololo de una de las concursantes (llamada Erna) murió en un accidente automovilístico (la noticia aquí).
Lo que me motivó a escribir este post es que trascendió que la víctima se había ido de la celebración enojado con su polola porque ésta había hecho un baile "hot" con otro tipo. Y lo pilló la muerte. Y la pelea (si es que la hubo) quedó sin resolver. Me imagino la impotencia que se debe sentir al tener asuntos no resueltos con una persona que deja de vivir. ¿Cómo cerrar el círculo? ¿Se puede resolver algo si el otro no está presente físicamente?
Por eso encuentro súper importante que siempre nos esforcemos por cerrar las cosas, por arreglar los problemas con los demás, incluso saludarlos si nos encontramos en la calle. Me acuerdo que antes que muriera mi tata a veces me lo encontraba abajo de mi edificio y, aunque a veces iba súper atrasada a la universidad o a trabajar, me acercaba a saludarlo y acompañarlo, porque podría ser que al volver a casa él no estuviera.
Ése es el llamado: nunca dejemos asuntos pendientes con los que queremos... Nunca se sabe hasta cuándo tendremos oportunidad de resolverlos.

4 comentarios:

  1. Yo a veces pienso lo mismo, pero mi orgullo me gana y no puedo tener esa conversación necesaria. Al final trato de cerrar mis días...

    ResponderEliminar
  2. Hola por aqui actulizandome ya voy en el post del 11 de abril, besitos bye

    ResponderEliminar
  3. Vale... muy sabias tus palabras... pero como dice la Berni, de repente el orgullo es más fuerte. Hoy tengo 2 asuntos pendientes: uno que no sé cómo solucionaré... haberle dicho en vida a mi abuelo paterno que lo quería mucho y que fue una gran persona en mi vida (y lo sigue siendo) y la otra, la estoy logrando de a poco... ser más cariñosa y decir lo que pienso y siento a mis padres, sobre todo a mi papá, con quien me ha costado mucho tener conversaciones profundas. En fin, espero cumplirla lo mejor posible y con mi abuelo, cada vez que puedo y me nace, voy al cementerio a verlo y conversar con él... espero y ruego que esto sirva de algo. Besitos Vale, cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  4. Toda, la toda la razón. Creo que conozco experiencias bien cercanas y similares a la que dices...

    Debe ser atroz. Pero a la vez creo que las personas que se va y la que se queda siempre se quedará con la suma de los momentos y no sólo con el último de ellos. Eso tratará de pensar en tal caso.

    ResponderEliminar

"Puedo no estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo" (versión libre de la frase de Voltaire)