lunes, enero 09, 2006

Les presento a Barroquejón (Puddleglum)

Es un renacuajo del pantano (o "respeto-petacuajo"), una especie de rana que vive en la frontera norte de Narnia, antes del reino de los gigantes. Es una especie que se toma la vida muy en serio, algunos dicen que son aguafiestas, yo no lo creo. Sí le aguó el hechizo a una Bruja, que intentaba hacerles creer que el Sol era sólo una lámpara mil veces más luminosa, o que el Gran León no era nada más que un gato enorme. ¿Cómo acabó con el hechizo? A continuación.
Les presento a Barroquejón. Mi habitante favorito de Narnia.

“Supongamos que sólo hayamos soñado o inventado todas esas cosas: árboles, y pasto y sol y luna y estrellas y el propio Aslan. Supongamos que así fuera. Entonces todo lo que puedo decir es que, en ese caso, las cosas inventadas parecen ser mucho más importantes que las verdaderas. Supongamos que este foso negro que es tu reino sea el único mundo. Bueno, a mí se me ocurre que es harto pobre. Y eso es lo divertido, si te pones a pensar. Nosotros somos sólo niñitos imaginando un juego, si es que tú tienes la razón. Pero cuatro niñitos jugando un juego pueden hacer un mundo de juguete que le gana muy lejos a tu tan verdadero mundo hundido. Por eso me voy a quedar con el mundo de los juegos. Estoy al lado de Aslan en ese mundo, aunque no exista un Aslan que lo gobierne. Voy a vivir lo más como narniano que pueda aunque no haya ninguna Narnia. Por lo tanto (…) abandonaremos tu corte de inmediato y partiremos en la oscuridad a pasar nuestras vidas en la búsqueda de Sobretierra. No creo que nuestras vidas vayan a ser muy largas; pero sería una pérdida mínima si el mundo es un lugar tan aburrido como tú dices”.


Las Crónicas de Narnia IV: "La Silla de Plata" (C.S. Lewis)

3 comentarios:

  1. Me pasó con las Crónicas de Narnia, que en esa misma época estaba muy pegada con Mujercitas y Hombrecitos y otro libros, así es que creo que leí el primero y sería.
    Una pena porque la gente habla mucho de ellas y creo, que ya pasó mi cuarto de hora.
    Tal vez cuando mi hijo sea más grande las leeremos juntos.
    v.

    ResponderEliminar
  2. Yo me leí toda la colección de "Las Crónicas de Narnia", pero cuando era chiquitita como una pepita de ají... así que no me acuerdo mucho de las historias, salvo la del primer libro. Eso sí, quiero rescatar el hecho de vivir en un mundo de juegos y es verdad, cuando era pequeña, me encantaba salir de la realidad y encaminarme al mmundo de fantasías y sueños cumplidos, era genial... ahí todo se hacía realidad, pero ahora que uno es grande, cuesta mucho volver a imaginar con ese mundo de juegos... las cosas cambian y la realidad se presenta ante uno como la única existente. Pero al menos, estoy contenta porque siempre llevaré conmigo un pedazo de mi niñez, y eso me permite, de vez en cuando, volver al mundo de los sueños... seré una narniana siempre.

    ResponderEliminar
  3. Es heavy como nos lleva a nuestra infancia y nos da la posibilidad (aunque sea remota ) de creernos el cuento y que como dice Serrano "otro mundo es posible".
    Gracias vale por su comentario en mi blog. tú también me caes muy bien.
    Besos
    Gus

    ResponderEliminar

"Puedo no estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo" (versión libre de la frase de Voltaire)